Interesantes museos de Praga, los cuales valen la pena

Museo Nacional, Galería Nacional, Museo de la Ciudad de Praga, Museo Técnico Nacional de Praga... las guías están llenas de grandes exposiciones de Praga, las cuales definitivamente no podrán quejarse de la falta de interés de los visitantes. ¿Pero, debido a estos, no olvidarán a otros museos, más pequeños, tal vez incluso más interesantes? Inspirese en nuestra pequeña guía.

Museo Judío de Praga


Al menos dos museos de Praga son más famosos fuera de las fronteras de la República Checa que en nuestro propio país. El primero es el Museo Judío (U Staré školy 1, a solo unos pasos de distancia del Hotel Rott). Dibuja el mapa de la vida, de costumbres y tradiciones de la población judía en la República Checa, y también gestiona cinco sinagogas: Sinagoga Maisel, Sinagoga Pinkas, Sinagoga Española, Sinagoga Klausen  y Sinagoga Vieja-Nueva. Cuenta orgullosamente con la mayor colección mundial de temas judíos (más de 40.000 artículos de colección y 100.000 libros).

Museo de Franz Kafka


El segundo lugar popular y cotizado es para el Museo de Franz Kafka (Cihelná 2b). A la singularidad de la exposición sobre el famoso escritor, nacido en Praga el 3 de julio de 1883, también contribuye el hecho de haber sido preparada por el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. Ahí también  celebró su estreno en 1999.

Museo de Alfons Mucha


Épica Eslava (de momento) no está instalada de forma permanente en Praga, por lo que vale la pena visitar al menos Museo de Alfons Mucha (Panská 7). Situado en el Palacio Kounic, cerca de la Plaza de Wenceslao, reúne particularmente el periodo de París del artista (1887-1904). Verán aquí un centenar de óleos del periodo de Secesión, dibujos, pasteles, esculturas, fotografías, así como objetos personales del artista.

Museo Antonín Dvořák


La vida y la obra del internacionalmente más famoso compositor checo Antonín Dvořák, enseña el museo en el Palacio de Verano de Michna (Ke Karlovu 20). Una serie de interesantes exposiciones aquí será apreciada no solamente por los expertos en el creador de la mundialmente famosa „Rusalka“.

 

Museo del Comunismo


República Checa entró en el conocimiento general también con un acontecimiento no muy positivo, al establecer el régimen de un único partido político en febrero de 1948. Recordatorio de la construcción de un régimen socialista, y de la vida cotidiana durante aquel entonces, ofrece el Museo del Comunismo en el Palacio Sylva-Taroucca (Calle Na Příkopě). Si quieren experimentar de primera mano los sentimientos de los ciudadanos checos corrientes entre los años 1948 y 1989, tienen una oportunidad única.

Museo de los alquimistas y magos de la antigua Praga


El hecho de que la capital checa es el refugio de los magos, de los maestros de las ciencias ocultas, y otros personajes pintorescos, es generalmente conocido. Su edad de oro durante el reinado de Rodolfo II. representa el Museo de los alquimistas y magos de la antigua Praga en la casa „U osla“ (Jánský vršek 8). Precisamente ahí vivía el alquimista del emperador y de la corte, y creador de los elixires milagrosos, Edward Kelley. Pueden familiarizarse con su preparación, con la sala del Doctor Fausto, y con la biblioteca del alquimista John Dee.

Museo Speculum Alchemiae Praga


Quién aún no está cansado de tanta magia, puede visitar también el taller de alquimia Speculum Alchemiae (Haštalská 795/1, también a pocos pasos de distancia del Hotel Rott). Alquimistas famosos como Tadeáš Hájek de Hájek, Bavor Mladší Rodovský de Hustiřany o Rabbi Löw, creaban ahí, por lo visto, la piedra filosofal, el elixir de la eterna juventud,  y convertían el metal común en oro.

Museo de Kepler


Panopticum de Rudolfin complementan también serios científicos de renombre mundial. Uno de ellos era un astrónomo y matemático alemán Johannes Kepler. Las obras más significativas esconde museo en la casa (Karlova 4), donde escribió una de sus más importantes obras „Astronomía Nova“.

Museo de leyendas y fantasmas checos


A los magos pertenecen también variadas y misteriosas criaturas, a veces hasta criaturas de cuento. Praga es la ciudad conocida por seres semejantes, de hecho hasta la actualidad deambulan por sus calles. En el Museo de leyendas y fantasmas checos (Mostecká 18), asusta a los visitantes Esqueleto del Cerro Jánský, el Templario sin Cabeza, el Turco de Ungelt. Quién quiere saber más sobre el Golem, Fausto, Genios de las Aguas de Vltava, los Gnomos del Castillo de Praga, no debería perderse la exposición.

Museo Magia de los tiempos viejos


Le ofreceremos todavía otras tres experiencias extraordinarias en exposiciones. El primero es el museo de Magia de los tiempos viejos (Valdštejnská 150/4), una colección privada única de ropa, accesorios y curiosidades de la época de la reina Victoria y el rey Eduardo VII. (1850 a 1910). Contiene cientos de piezas de atuendos,ropa , textiles, así como objetos de plata.

Museo del Transporte Público


Los turistas utilizan el transporte público casi todos los días, aunque solo sea por eso, merece ser examinado un poco más de cerca. Hablamos de transporte público de Praga, y de museo  de tranvías de la ciudad en Střešovice(Patočkova 4). Entre los aspectos más destacados, de la colección única de 50 vehículos de época, está incluido el tranvía tirado por caballos (1886), el vehículo de arrastre de pasajeros abierto (1896) o modelo de tren de metro Tatra R1.

Planta de tratamiento de aguas residuales antigua en Praga


Concluyendo con una rareza: todo acerca de la purificación del agua y su tratamiento para los millones de habitantes de Praga, encontrarán en la Planta de tratamiento de aguas residuales antigua, en el parque Stromovka (Papírenská 6). ¡El paseo a pie por una alcantarilla original recordarán por mucho tiempo!