Los hijos e hijas de Praga más famosos

Paseando por la vieja Praga, verán que casi todas las casas, calles o plazas están asociadas con algunas personalidades importantes, quienes a menudo también nacieron en la capital. La lista de los famosos nativos de Praga es interminable, pero podríamos recordar al menos algunos de ellos.

Entre ellos hay visionarios que tenían un impacto en la apariencia de Praga (el rey Carlos IV), así como en la dirección política de nuestro país (el rey Wenceslao II de la linaje de los Premyslides, el presidente Václav Klaus y Václav Havel - ¿alguna vez ya se sentaron en la banca de Václav Havel en la plaza Maltézském náměstí?)

Muchos de ellos nos hablan de los libros (Max Brod, Egon Erwin Kisch), películas (Lida Baarova) y fotos (Jan Saudek). Otros hicieron nuestro país famoso en el mundo del deporte (los ganadores de Wimbledon Martina Navratilová y Jan Kodeš, la medallista olímpica Věra Čáslavská, o el campeón europeo del fútbol Antonín Panenka).

El escritor Jan Neruda es uno de los representantes típicos de la devoción a Praga, la Ciudad de las Cien Torres. Zdeněk Svěrák es conocido por su humor original pero comprensible. El poeta Karel Hynek Mácha, enterrado en Vyšehrad, inspira a todos los romántico eternos y Jan Palach se convirtió en un símbolo del coraje personal, dispuesto a hacer el último sacrificio.

 

 

Los ganadores del Premio Nobel de Praga

Los cinco praguenses famosos incluso recibieron el Premio Nobel. El primero fue un periodista y escritor Bertha von Suttner (1905) el más reciente fue el poeta Jaroslav Seifert (1984). Los cónyuges Coria ganaron los premios por la fisiología y la medicina en 1947 y, unos 12 años después, Jaroslav Heyrovský recibió el Premio Nobel por la química.

Otra personalidad, quien recibió altos honores, fue el director de cine Jiří Menzel (el premio Oscar en 1965), mientras que Gustav Machatý, el autor del Éxtasis revolucionario es casi desconocido para el público en general. El cinema Ponrepo todavía nos recuerda el pionero del cine del mismo nombre. Casi treinta especies de cactus deben su nombre al viajero y botánico Alberto Vojtěch Frič.

Algunas personalidades praguenses son más conocidas en el extranjero que en su propio país. Se trata, por ejemplo, del grabador y dibujante barroco Václav Hollar, pero probablemente también de Franz Kafka (debe visitar al menos el museo en Malá Strana).

 

 

Los nativos de Praga famosos y los monumentos a ellos

Se puede visitar el Museo de Náprstek y se puede ver la estatua ecuestre de San Wenceslao hecha por Josef Václav Myslbek en la Plaza de Wenceslao. Muchas grandes personalidades praguenses, como Kilián Ignác Dientzenhofer (quien participó en la construcción del Loreto y la Iglesia de San Nicolás), han contribuido a las decoraciones históricas de su ciudad natal. Otros no tuvieron tanta suerte, sólo recuerde a Jan Kaplický y la Biblioteca Nacional en Letná que nunca se construyó.