Miradores y panoramas de Praga

¿Se le ocurrió alguna vez mirar desde la altura a las bellezas de la metrópoli checa y, por ejemplo, también a nuestro hotel? Praga tiene muchas colinas y no es de extrañar que hay muchos miradores y puntos panorámicos. Basta con subir un par de escaleras o sólo subir al ascensor para deleitar.

Entre los sitios más altos estables que puede visitar estando alojado en Praga pertenece la cabina panorámica de la Torre de Televisión de Žižkov. Desde la altura de 93 metros sobre el suelo (en la altura total de 351 metros sobre el nivel del mar), ofrece una vista hermosa circular hasta la distancia de 100 kilómetros. Una vista similar descubrirá en el restaurante panorámico Oblaca, un poco más abajo.

Construcciones famosas y ruinas decadentes


Ya están acostumbrados los habitantes de nuestra Madre de las Cien Torres a la Torre de Žižkov, sin embargo, lo verdaderamente típico del panorama de Praga es el Mirador de Petřín. También es irrompible en la altura total sobre el nivel del mar porque ofrece una vista desde 379 metros de ésa. El viaje hacia él en el telesilla de Petřín pertenece a la experiencia más hermosa durante su estancia en Praga.

Otros miradores de Praga distan mucho de ser tan típicos y conocidos. Reserve un hotel confortable en Praga y parta para el nuevo mirador de madera Obora en el jardín zoológico o pruebe los miradores de acero casi desconocidos en la puente Lahovický sobre el río Berounka. Qué lástima que Cibulka romántica del barrio de Jinonice esté en el estado tan deteriorado y la torre de hormigón en el complejo de Terrazas de Barrandov así como la torre geodésica en la colina de Ládví estén completamente cerradas.